Sodena, sociedad pública adscrita al departamento de Desarrollo Económico y Empresarial del Gobierno de Navarra, ha formalizado un nuevo apoyo financiero a Medibiofarma. La firma, a la vanguardia en el tratamiento y la curación del cáncer, ha conseguido cubrir financiación por importe de 1,3 millones de euros. De dicha cantidad, 115.000 euros han sido aportados por Sodena mientras los socios actuales han suscrito 500.000 euros. Por su parte, los 800.000 euros restantes proceden de diversos programas de ayudas a la I D convocados en Navarra y, también, a nivel nacional. Con estos fondos, la compañía podrá avanzar en las fases clínicas en las que se encuentran dos de sus productos y comenzar el desarrollo clínico de un tercero.

Medibiofarma, S.L., creada en 2016 por parte del equipo promotor de otra ‘start-up’ médica, Palobiofarma, ha contado con el apoyo de Sodena desde su constitución. En concreto, el desembolso realizado hasta la fecha por la sociedad pública en esta empresa, referente en el sector biofarmacéutico español, se suma al millón ya aportado por la sociedad pública. Su director general, Rodolfo Rodríguez, se ha mostrado muy agradecido por la entrada de capital y, especialmente, por la aportación realizada por la sociedad pública. “Este apoyo demuestra la importancia de la colaboración público-privada en este campo, así como el compromiso que Sodena demuestra una vez más con el desarrollo de productos innovadores y con el avance científico en Navarra”, ha comentado.

Por su parte, Pilar Irigoien, directora gerente de Sodena, ha valorado el trabajo del equipo promotor. “El hecho de que sigan apostando por las capacidades y recursos que Navarra posee para este nuevo proyecto de máxima exigencia a nivel tecnológico, enmarcado dentro del sector Salud y en un área terapéutica como la oncología, es muy relevante para la Comunidad foral. No podemos menos que felicitarnos por ello”, ha asegurado.

Resultados prometedores

Los conocimientos contrastados de la empresa, así como los descubrimientos que han realizado de nuevos fármacos inmunomodulares les ha permitido el desarrollo de tres compuestos en desarrollo clínico en un tiempo récord de cuatro años. Se trata de todo un hito y un hecho sin precedentes en el sector biotecnológico a nivel nacional, por parte de una empresa navarra ubicada en las instalaciones del CEIN en el polígono Mocholí, que tiene una plantilla formada por cinco personas de alta cualificación técnica.

Precisamente, los resultados prometedores que ha mostrado la inmunoterapia en la que trabaja la compañía la han situado como una nueva opción terapéutica dentro de los actuales tratamientos oncológicos. Y en ese campo, Medibiofarma se sitúa en la primera línea de desarrollo de tratamientos inmunooncológicos.