El convenio anual entre la Dirección General de Política Empresarial y Trabajo y ANEL, firmado recientemente, financia las labores de representación de las empresas de la economía social, así como actividades de promoción de este modelo empresarial en Navarra mediante la difusión, sensibilización e información.

El convenio de este año cuenta con una financiación de 260.000 euros para actividades dirigidas a fomentar el crecimiento de la economía social de Navarra y para la creación de empleo, a través de cinco ámbitos de actividad:

1. Orientación hacia el autoempleo colectivo a personas desempleadas con idea de negocio potencial.

2. Fomento de procesos de transformación o de reconversión de empresas.

3. Gestión de proyectos que operan en el mercado para testar su modelo de negocio a través de la Cooperativa de Emprendedores.

4. Actividades del proyecto ITINERES, del Programa Operativo de Inclusión Social y Economía Social para el periodo 2014-2020, cofinanciado por el FSE.

5. Apoyo a la consolidación y desarrollo de las empresas asociadas de economía social.

Ignacio Ugalde, presidente de ANEL, ha valorado positivamente este convenio porque “permite reforzar la labor que ANEL realiza para llevar el modelo de economía social a personas que pueden encontrar un futuro en el emprendimiento cooperativo, tanto si están desempleadas, como si son trabajadoras de empresas en dificultades. Además de la creación y transformación de empresas, esta colaboración también potencia que sigamos trabajando por la consolidación y el desarrollo de las cooperativas y sociedades laborales ya existentes, como elemento fundamental para la reactivación económica y el bienestar social”.

Nueva actuación

La directora general, Izaskun Goñi, ha presentado una nueva actuación cuya financiación, de 100.000 euros, se incorporó en el Presupuesto foral de 2021 a través del convenio de la Dirección General con SODENA.

Así, en previsión de la situación que suele producirse en los momentos de crisis, cuando quienes ostentan la propiedad de la empresa deciden desvincularse de la actividad, se ha activado una línea de ayuda dirigida a aquellas personas trabajadoras que valoren continuar con la actividad, pasando a asumir la propiedad como cooperativa o sociedad laboral.

La ayuda consiste en poner a disposición de esos grupos de personas trabajadoras la asistencia técnica necesaria para analizar la situación y la viabilidad de constituirse como empresa desde diferentes perspectivas: económico financiera, jurídica y de competitividad. Para ello, las y los trabajadores podrán contactar directamente con ANEL o con el servicio de asesoramientoempresas@navarra.es de la Dirección General de Política Empresarial y Trabajo.