La Dirección General de Desarrollo Rural ha abonado 1.211.000 euros a 65 personas beneficiarias para la instalación de jóvenes agricultores y agricultoras en el marco del Programa de Desarrollo Rural de Navarra 2014-2020. Se trata del abono de la primera anualidad de las ayudas correspondientes a la convocatoria del año pasado, cofinanciadas por fondos FEADER en un 65%. El total de las ayudas asciende a 2.534.768 euros.

El objetivo de estas ayudas es el fomento de la instalación de jóvenes agricultores y agricultoras como una medida de apoyo al relevo generacional, a la fijación de población y a la generación de actividad en el medio rural, con el fin de encarar el futuro del sector agrario con garantías de éxito y continuidad.

Estos incentivos están estrechamente vinculados, entre otros aspectos, con medidas de apoyo a inversiones en explotaciones agrarias, desarrollo ocupacional y el desarrollo de las competencias a través del asesoramiento continuo y la formación.

Las ayudas están dirigidas a personas físicas que se instalen, mediante el correspondiente plan empresarial, como titulares, cotitulares o socios y socias de explotaciones agrarias viables, ubicadas en Navarra, e inscritas o inscribibles en el Registro de Explotaciones Agrarias de Navarra. Estas subvenciones se conceden mediante procedimiento de concurrencia competitiva.

Asimismo, el director general de Desarrollo Rural, Fernando Santafé, ha aprobado en una resolución firmada el 3 de octubre la concesión de ayudas a 84 solicitantes correspondientes a la convocatoria de este año. La subvención total, que se abonará en dos partes iguales en los ejercicios 2022 y 2023, es de 3.131.184 euros. Cada persona beneficiaria recibirá 37.276 euros.