CEDERNA GARALUR CUMPLE 30 AÑOS DE TRABAJO POR MEJORAR LA CALIDAD DE VIDA EN LA MONTAÑA DE NAVARRA.

ESTÁ PRESENTE EN 14 VALLES Y COMARCAS Y 126 MUNICIPIOS.

Era diciembre de 1991 cuando se dio la oportunidad de conjugar diferentes sinergias con el objetivo común de revitalizar e impulsar la mejora de las condiciones de vida del amplio territorio que hoy ya conocemos como Montaña de Navarra.

En ese momento, los Ayuntamientos, concejos, batzarres, Gobierno de Navarra, sindicatos, entidades privadas y empresariales apostamos por hacer un frente común, y poner en marcha una estrategia de desarrollo nacida desde nuestros pueblos y nuestras gentes.

Teniendo en cuenta el inmenso territorio de trabajo, se consideró necesario una entidad que tuviera la capacidad de aunar intereses,  equilibrar las oportunidades de desarrollo, cohesionar el territorio en torno a una idea identitaria, atraer fondos para desarrollar proyectos y gestionar. De esta forma, surgió la Asociación CEDERNA GARALUR, uno de los primeros Grupos de Acción Local estatales.

Desde entonces, seguimos colaborando muy estrechamente con nuestro territorio. Estamos en nuestros pueblos, hablamos con nuestros vecinos y vecinas, acompañamos a nuestras empresas, identificamos las oportunidades de nuestras comarcas y reconducimos las amenazas a las que se enfrenta el medio rural.

Un camino con altibajos y mucho esfuerzo, personal y colectivo, sueños realizados y otros que se quedaron sin cumplir. De todas y cada una de estas experiencias queremos acordarnos en este 30º aniversario y constatar de paso que hemos aprendido tanto de los aciertos como de los fracasos.

Este año la Asociación CEDERNA GARALUR celebra 30 años de trabajo por mejorar la vida y fomentar el desarrollo de las zonas rurales de la Montaña de Navarra. Desde su creación en 1991 ha acompañado tanto a Ayuntamientos e Instituciones locales como a la ciudadanía, asesorando en el emprendimiento e impulsando el futuro en el medio rural.

Treinta años después, en Cederna no dudan de esto último. «En el medio rural hay mucho futuro», expresa el presidente de Cederna, Patxiku Irisarri. «Con la pandemia nos hemos dado cuenta de las oportunidades que hay en el medio rural, donde en general, hemos vivido mejor que en las ciudades», relata Irisarri, que fue elegido presidente en 2019.

La crisis que vivimos hoy no es la primera que tiene que afrontar CEDERNA. En 2011, la difícil situación económica le hizo replantearse varios proyectos que tenía en marcha y una reducción de la plantilla. Hoy, diez años después, e inmersos en otra crisis tras la pandemia, los pilares parecen firmes para empezar una nueva década. «Entre 2015 y 2019 hemos pasado una situación económica complicada, pero hemos sabido darle la vuelta». En lo inmediato, las preocupaciones de Irisarri son «la despoblación y la digitalización» en el mundo rural. Unas inquietudes que son comunes a todas las zonas en las que CEDERNA GARALUR: Baztan, Urdazubi/Urdax, Zugarramurdi, Bortziriak, Malerreka Bertizarana, Sakana, Esteribar, Erro, Aezkoa, Roncal, Salazar, las Cuencas Prepirenaicas y la Comarca de Sangüesa. 5.000 km2 y 80.000 habitantes.

En este tiempo, en CEDERNA reconocen que han aprendido de errores y aciertos que han tenido en su trabajo, siempre tratando de «aportar un valor añadido» y tomando decisiones «de abajo hacia arriba».

La entidad propone además, un desarrollo sostenible; que aproveche los recursos económicos, humanos, culturales y naturales; armonizado y solidario entre las diferentes comarcas de Navarra y que apoye a su tejido económico y social. Cada año salen a la calle 90 empresas que han pasado por su asesoramiento y formaciones. Empresas que en muchos casos son emprendimientos personales, que contribuyen a mejorar la calidad de vida en su entorno más inmediato y fijan población en los entornos rurales.

«Siempre se pone la carne en el asador donde vive más gente, no en las zonas rurales», denuncia Patxiku Irisarri, defendiendo a la vez que con las localidades alejadas de las grandes ciudades hay que tomar decisiones urgentes. «Sobre todo con la conectividad física y digital», expresa.

CEDERNA GARALUR ha impulsado decenas de proyectos, entre los destaca especialmente el I Plan de Igualdad de la Montaña de Navarra. Otras iniciativas de este tiempo han sido los Programas de Desarrollo Rural (PDR), Calidad Turística (2002-2021), Nuevas Tecnologías en el Mundo Rural (1991-2021) o Energía Cederna Garalur (2015-2021) son algunos ejemplos de un trabajo con cimientos sólidos en el tejido social de cada territorio.

Algunos proyectos más proyectos: Uraren Bailarak (Baztan-Bidasoa), Mendialdea Elikadura (Leitzaldea-Larraun), Estrategia de Atención al Patrimonio de la Comarca de Sangüesa, Apoyo al Plan del Pirineo, Top-Topa (Baztan-Bidasoa-Sakana).

El apoyo al emprendimiento siempre ha sido un área de actividad ofrecida por la Asociación en el territorio por la relevancia que tiene para la puesta en marcha de nuevas iniciativas y la consolidación de las ya existentes.

Desde Cederna se considera que se trata de un servicio con importancia vital para el mantenimiento y la atracción de población al medio rural.

Se presta con la cofinanciación de SNE-NL a través de la Red Navarra Emprende de la que CEDERNA GARALUR al igual que el resto de Grupos de Acción Local de Navarra es socia y del que pueden hacer uso, contactando con el personal técnico de la entidad que trabaje en su zona, todas aquellas personas de la Montaña Navarra que tengan interés o intención de montar su propio negocio o que lo hayan hecho y precisen cualquier tipo de apoyo.

 

Beti zurekin! ¡Siempre contigo!

 

*Fuente: página web de CEDERNA GARALUR y Diario de Noticias de Navarra