En junio se crean en Navarra 60 sociedades mercantiles y se disolvieron seis, unas cifras que suponen, en términos de variación anual, un descenso del 26,8% en el número de sociedades creadas y un aumento del 200% en el de disueltas.

El capital suscrito para la constitución de las nuevas sociedades superó los 2 millones de euros. Ampliaron capital 27 sociedades, y el capital suscrito en las ampliaciones superó los 16 millones de euros.

Por lo que respecta a las disoluciones, tres sociedades lo hicieron voluntariamente, una por fusión y dos por otras causas.

A escala estatal, en el mes de referencia se crearon 8.909 sociedades mercantiles, un 6,8% menos que en el mismo mes de 2021. El capital suscrito para su constitución superó los 362 millones de euros, con un descenso anual del 23,2%.

Por otro lado, ampliaron capital 2.430 sociedades mercantiles, un 0,4% menos que en el mismo mes del año pasado. El capital suscrito en las ampliaciones registró un descenso del 0,7% y alcanzó los 1.759 millones de euros.

El número de sociedades mercantiles disueltas fue de 1.698, un 9,7% menos respecto a junio de 2021. De éstas, el 75,4% lo hicieron voluntariamente, el 10,9% por fusión y el 13,7% restante por otras causas.

Las comunidades autónomas con mayor número de sociedades mercantiles creadas en junio fueron Comunidad Madrid (2.192), Cataluña (1.586) y Andalucía (1.538). Por el contrario, las que menos sociedades crearon fueron La Rioja (34), Navarra (60) y Cantabria (80).

Atendiendo a las sociedades mercantiles disueltas, las que presentaron mayor número fueron Comunidad de Madrid (571), Andalucía (261) y País Vasco (140). Navarra (seis), La Rioja y Cantabria (ambas con 17) fueron las comunidades que registraron menos sociedades disueltas.

Illes Balears (20,1%), Castilla y León (16,0%) y Canarias (9,9%) presentaron las mayores tasas anuales en el número de sociedades mercantiles creadas. Por su parte, Principado de Asturias (–32,4%), Navarra (–26,8%) y Región de Murcia (–19,7%) registraron los mayores descensos.

En cuanto a las sociedades disueltas, las tasas más elevadas se dieron en Navarra (200,0%), La Rioja (88,9%) y País Vasco (77,2%). Por el contrario, los mayores descensos se dieron en Castilla – La Mancha (–31,7%), Extremadura (–24,1%) y Región de Murcia (–24,1%).